Historia del chocolate en España

La historia del chocolate en Europa comenzaron a escribirla los españoles. Decir que España fue durante siglos la reina indiscutible en cuanto comercio y producción del chocolate es decir poco.  Los españoles además de ser los descubridores del cacao para la vieja Europa, fueron gracias a la ventaja de ser poseedores de un vasto territorio en el Nuevo Mundo los dueños de dicho comercio durante varios decenios.

Todo empieza por algo y el siglo XVI  fue para nosotros y nuestra historia del chocolate el pistoletazo de salida en esta dulce y exótica aventura.

Siglo XVI

Cristóbal Colón fue una persona sobrada de sueños pero corto en recursos económicos que penaba por lograr sus deseos de navegante. En cambio los Reyes Católicos, quizás algo menos sobrados en sueños pero algo más relajados en necesidades económicas, buscaban prestigio. Ademas había especial interés en llenar las arcas, debido a los diferentes frentes belicosos que se les presentaba en territorio nacional e internacional. Hubo un destino que cumplir, y su amistad nos llevó a descubrir el alimento de los Dioses.

La historia del chocolate en España empezó en este periodo.  Fue el siglo del descubrimiento de la  América de Cristóbal Colón  y del conquistador Hernan Cortes . Del cacao y de su salto a Europa. Por consiguiente una época donde comenzamos a descubrir ese exótico producto que según se terciara podía ser tanto una moneda de cambio, un remedio curativo o un alimento apreciado.

Siglo XVII

Durante estos años el chocolate comenzó su viaje a través de Europa. Probablemente gracias a los casamientos realizados entre miembros de nuestra familia real con las grandes dinastías europeas. El chocolate logró ser objeto de culto y distinción entre la gente acaudalada. Era tal su envergadura que el Papa tuvo que tomar cartas en el asunto.

Siglo XVIII

Tuvimos un rey que fue "hechizado" por el chocolate. Un siglo donde el consumo fue tan abrumador que hasta se prohibió en la capital del reino por indecoroso. Vimos cómo la maquinaria industrial comenzó lentamente a aparecer mejorando la producción y la vida laboral. 

Luis Menendez 

Siglo XIX

El siglo XIX o siglo de la revolución industrial. Probablemente la época que marco un antes y un después en la producción a gran escala. Fue el periodo más importante en la historia del chocolate en España. La maquina de vapor ayudó y mucho pero también otros grandes cambios laborales ayudaron a los trabajadores. El chocolate  dejó de ser un producto elitista solo al alcance de las clases más pudientes. 

Siglo XX

Con el Siglo XX comenzó el declive del chocolate en España debido en parte a el periodo oscuro que nuestra Historia tiene a causa de la Guerra Civil y sus años posteriores de dictadura, circunstancias que provocaron una bajada en la calidad del chocolate, por la sustitución de la pasta de cacao por otros ingredientes como la harina de trigo o, la aparición de sucedáneos como el chocolate de Algarroba.

Ademas de ello otros productos como el café y el te comenzaron a ganar adeptos debido entre otros factores a la aparición de las llamadas "cafeterías" dejando a las chocolaterías como lugar de encuentro de trasnochadores, madrugadores o disfrutones de una clásica merendola a la española.

Los primeros años del nuevo siglo trajeron novedades culinarias como las onzas de chocolate, los cigarrillos y monedas de chocolate, las mousses o el chocolate como ingrediente de tartas.

A esto, ademas habría que añadir que durante este siglo surgieron grandes empresas chocolateras como Elgorriaga, Valor, Matias Lopez o  Trappa y con ellas, grandes inventos como el famoso Cola-Cao, el Cacaolat, la Nocilla o los Lacasitos.

Al igual que los  siglos que configuran nuestra historia, el siglo XX fue un siglo de muchos cambios, algunos para recordar con pasión y admiración y otros tantos para oscurecer en la memoria pero sin dejar caer en el olvido.

Siglo XXI

Nuevos aires soplan gracias a pequeñas empresas que buscan el sabor original del  cacao. Aquel que sorprendió pero que a lo largo de los siglos dejamos de saber de el.

Hoy empresas como Pangea o Utopick , han logrado llevar a una escala minorista pero al alcance de muchos. Chocolates únicos donde se puede apreciar los aromas y sabores del cacao. 

Existe un futuro incierto, dado el desconocimiento que hay sobre este gran producto en nuestro territorio. A pesar de ello, un buen numero de empresas han logrado triunfos a nivel internacional. De manera similar los apasionados del chocolate vivimos con esperanza estos logros . Parece que la historia del chocolate vuelve a escribirse.