Historia del chocolate en la España del siglo XX

 -1900/1925-

-1900-

Nuestra historia del chocolate en la España del siglo XX tiene nombre de mujer. La bilbaína María Mestayer fue conocida como la Marquesa de Parabere . Además cuenta en su Historia de la Gastronomía (Esbozos) que en torno a 1900 su familia compraba un chocolate especialmente confeccionado para ellos. Parece que elaborado únicamente con cacao y azúcar en una «tarea superior». Estas tareas se vendían en confiterías y tiendas de ultramarinos y coloniales a distintos precios según sus componentes o procedencias. Igualmente siendo el más apreciado el de Caracas, y después los de Soconusco y Guayaquil. Ciudades que forman parte de la historia del chocolate en España.

-1906-

  • Chocolates Matias y Lopez ofrecía sus chocolates en varias ubicaciones . Como ejemplo en el centro de Madrid en la calle Montera, 25. Aquí una tarjeta postal de la maravillosa fachada de su tienda. Hoy en día, gracias a los esfuerzos de la familia aun podemos disfrutar de sus chocolates. Pero de lo que ya no podremos disfrutar, es de tan señorial establecimiento. Cosas de la historia del chocolate en la España del siglo XX.

  • A principios del siglo XX, la ciudad de Granada vio el nacimiento de la Fábrica de Chocolates San Antonio. Situada en la antigua casa de Aurioles, en la calle Capuchinas 18,20, frente a la céntrica plaza de la Romanilla. Parece que los dueños, la familia Rodríguez Serrano, eran desde hacía décadas, propietarios de varios «almacenes de coloniales», ultramarinos. Uno llamado «Pie de la Torre» fue uno de ellos. 

Chocolates San Antonio fue una de las empresas granadinas que más invirtió en publicidad. Asimismo tanto en la prensa local como nacional.

Como curiosidad, además de la publicidad clásica, hacía publicar noticias falsas o hechos anecdóticos. A ello añadía el nombre de la fábrica. Hay ejemplos de noticias en las que se mezcló el nombre del rey y sus gustos por éste chocolate.

 

 

 

 

Probablemente en su afán por sorprender a sus clientes, Chocolates San Antonio comenzó a elaborar por primera vez tabletas de chocolate con vainilla pero sin canela . Este es un  alimento prohibido para ciertas enfermedades. Curioso detalle el mencionado en la foto anterior:  La elaboración se hacía a vista del cliente, tras unos cristales. Como si de un restaurante estrella Michelín se tratara. 

En 1928, se presentó una solicitud al Ayuntamiento de Granada pidiendo permiso para modernizar las instalaciones. En primer lugar la mejora consistía en instalar una cadena  para transportar los moldes llenos. A continuación se vaciaban y volvían a llenar. Mientras que al final eran enfriados mediante unos ventiladores de aire frío.

Tragico final

A pesar de todo el aciago final de la fábrica llegó el 10 de marzo del fatídico año 1936. Durante los meses  anteriores al estallido de la Guerra Civil española las revueltas violentas estallaban en cada esquina procovando incendios como el que arrasó la fabrica. Debido a este incendio la marca dejo de existir. 

Autor : Torres Molina.

-1914-

Probablemente antes del famoso Cola-Cao, ya circulaba por España un producto francés parecido llamado Phoscao. Parece según recogían las paginas del periódico La Vanguardia el 30 de Enero de 1914.

Los botes de Phoscao (con registro sanitario en 1920) se vendían en las farmacias en formato grande para evitar apelmazamientos. Se vendía como producto reconstituyente para estómagos, cansancio y todo tipo de milagros. 

 

 

Pero en 1964 Nutrexpa compró Phoscao, dejando en nuestro recuerdo el nombre en los actuales pasteles Phosquitos. Otro recuerdo que forma parte de la historia del chocolate en la España del siglo XX.

-1916-

Santocildes : David  Gonzalez Pombar el abuelo de los actuales dueños era originario de San Justo de la Vega (León). Zona de maragatería (venta ambulante en carromatos entre el oeste y centro de España)  y epicentro de la industria chocolatera.

Viendo las posibilidades de negocio y la “saturación” de fábricas de chocolate en la zona, decidió abrir la suya. Lo hizo cerca de un molino de agua, en el pueblo leones de Castrocontrigo. Mas tarde se trasladaría al centro del pueblo. Con el tiempo Carmina, una de las hijas de David,  junto con su marido Bernardino tomó las riendas de la empresa. Siguieron la tradición chocolatera a la vez que modernizaban la fábrica.

A la muerte de Bernardino la empresa pasó a manos de los actuales dueños. Han modernizando la fabrica pero sin perder los lazos del pasado.

El nombre de Santocildes procede del general que defendió el pueblo de Astorga de los franceses .Utilizan cacaos provenientes de mercados africanos y americanos como Costa de Marfil, Ecuador o Ghana. Mantienen ademas el tueste de las habas en bombo de leña de roble.

La fabrica de Santocildes utiliza como curiosidad una «galé» . Es una maquina de finales del XIX, que revolucionó la época y aun a día de hoy, se conserva como el primer día. Es tras su paso por unas piedras de granito calentado, donde el cacao liquido es mezclado con el azúcar y la harina. Antiguamente el utensilio usado para este fin era una artesa de madera. Santocildes es parte de la historia del chocolate en la España del siglo XX.

-1926/1950-

-1930-

En 1930 nace Cacaolat, creado por Joan Viader Roger, hijo de Marc Viader Bas. Aquel se convertiría en el producto estrella de la antigua fabrica de leche familiar «Letona».

En primer lugar la idea del batido con leche surgió a partir de una bebida artesanal que Joan y su padre vieron hacer en Hungría. Joan Viader solicitó la patente del producto el 4 de diciembre de 1931 como «bebida nutritiva refrescante». Esta sería la primera bebida elaborada de forma industrial en el mundo. En segundo lugar, dicho producto se elaboraba a partir de leche desnatada, la cual se desechaba en aquella época. A continuación se le añadía cacao y azúcar.

Durante la Guerra Civil española se desencadenó una revolución social en la que la fábrica. Esta fue incautada y colectivizada por un comité obrero de la CNT. Mas tarde en Letona SA se pone en marcha una experiencia de gestión social y económica. Fue la Industria Láctea Socializada, hasta la entrada de las tropas franquistas. Sin embargo en 1939, una vez acabado el conflicto, volvió a sus antiguos propietarios. Pero la producción del Cacaolat se vio paralizada hasta 1951 por la falta de abastecimiento de cacao de calidad.

Resurgimiento

En 1971 Clesa se hace con Letona. La productora láctea impulsa el consumo de Cacaolat en Cataluña, Comunidad Valenciana y Murcia. Es mas, aumenta la publicidad para dar a conocer el producto en sus áreas de referencia. En 2001 la empresa fue comprada por Parmalat,  en 2007 pertenecia al Grupo Dhul, división de alimentación del Grupo Nueva Rumasa y desde el 2011 al grupo Damm.
Cacaolat se comercializa en botellas de vidrio retornable, plástico y packs de tetra brick. El sabor a chocolate es el producto principal, aunque también hay batidos de vainilla y fresa. La marca es especialmente popular en Cataluña, donde tiene su principal área de distribución.

-1942-

Los años 40 del pasado siglo fueron años de mucha hambre y pena en España. La culpa fue de un señor gordo, con bigote y mucha mala leche. Los estragos de la guerra no dejaron al país en su mejor posición. La población sufría las escaseces de medios. En marzo de 1942 la Dirección General de Abastecimientos y Transportes endurecía las normas de elaboración del chocolate.
En una serie de artículos de obligado cumplimiento, el gobierno marcaba las directrices a tener en cuenta. 

Normativa

En el primer artículo se decretaba la obligatoriedad de consignar las cantidades que cada fabricante disponía. Es decir, cacao, azúcar y harina en la fecha tanto como de las materias primas que recibirían a partir de esa fecha.
 La fórmula fija a seguir en la elaboración de chocolate tenia unas cifras asignadas. En primer lugar,  50% de azúcar, 36% de cacao tostado y limpio de cascarilla. En segundo lugar un 14% de harina del tipo que fuese.

Ademas se prohibía la fabricación y distribución de cualquier chocolate elaborado bajo otra fórmula.

El tercero párrafo refería que la distribución del chocolate quedaba marcada por la Comisaría de Recursos de la zona donde estuviera ubicada la fábrica.

En el resto de artículos se indicaba el precio de venta del chocolate. Además la permisión del uso de los moldes que en el momento de la circular se poseyeran aunque respetando el precio fijado por kilo al igual las envolturas siempre que se adaptaran a las normas ya comentadas. Finalmente se fijaba la merma que podía sufrir el cacao crudo por tueste o manipulación hasta un 20%.

Era tal el control que ejercía la Comisaría de Recursos, que  cada tres meses los fabricantes tenían que hacer una declaración jurada. Ella declaraban la cantidad de materias primas que poseían y la cantidad de chocolate elaborado. No obstante en caso de error o falsedad eran castigados con la retirada de materias primas.

El Comité Sindical era el órgano encargado de asignar tanto el cacao como el azúcar a cada fabricante. Siempre según las órdenes dictadas por el Gobierno.

Años 40

Allá en los años 40 surge, en una Galicia y por tanto una España , hambrienta por largos años de  Guerra Civil, la marca Cola Cao. Con el eslogan por bandera » Mama dar a vuestros hijos esto mezclado con leche, que es bueno para la salud» la empresa con una producción artesanal pronto pasó de la veintena de trabajadores a más de cincuenta abriendo una factoría en la ciudad condal de Barcelona.

1940  Los impulsores del Cola Cao, y tras adquirir otras empresas competidoras, fundan Nutrexpa S.A. por D. José Ignacio Ferrero Cabanach y D. José Mª Ventura Mallofré en el barrio de Gracia de Barcelona.

Entre 1955-1956  gracias a la canción radiofónica creada como reclamo publicitario  Mi osito de peluche y yo («Yo soy aquel negrito del África tropical») , alcanza el Cola  Cao fama en toda España al anunciarse  en la cadena Ser como «desayuno y merienda ideal».

En 1957 en la calle Lepanto se pone en marcha una factoría.

Posteriormente en 1962 primer anuncio en TVE escenificando con personajes reales la canción del Cola Cao.
Por el año 1972 patrocina las olimpiadas de Munich y en 1988, Cola Cao inicia el patrocinio del Comité Olímpico Español a través del Programa ADO, alianza que continúa en la actualidad.

En los años ochenta se produce «Cola Cao VIT», una versión instantánea y enriquecida con vitaminas del Cola Cao clásico. Dejó de producirse a finales de los ochenta.

Siglo XXI

A mediados de los noventa, con el eslogan el mismo sabor de Cola Cao con la mitad de calorías se lanza una versión de Cola Cao sin azúcar y con edulcorantes llamada «Cola Cao Bajo en Calorías», que a mediados de los años 2000 se renombró a «Cola Cao Light».
Ya en los noventa, principios del siglo XXI, reaparece una versión instantánea de Cola Cao, esta vez llamada «Cola Cao Turbo». Con su lanzamiento, el Cola Cao clásico se renombró a «Cola Cao Original».

También existen variedades como «Cola Cao Complet» (con fibras y cereales) y «Cola Cao 0% con Fibra» (alto contenido en fibra).

En el año 2009, «Cola Cao Light» es renombrado como «Cola Cao 0%», cambiando su fórmula a 0% azúcar añadido y 0,4% grasa. A principios de 2011 aparece una variante de Cola Cao con pepitas de chocolate, llamado «Cola Cao Pepitas». Además, cuenta con una línea de batidos de cacao conocida como «Cola Cao Energy», junto con otras variedades como «Cola Cao Complet líquido» y «Cola Cao Galleta María».
En 2014, la marca pasó a ser propiedad de la familia Ferrero, tras la segregación del Grupo Nutrexpa

El envase de toda la vida se  ha mantenido fiel durante todos estos años, cuando pensamos en Cola Cao a todos se nos viene el tarro amarillo con la tapa roja, de plástico (se empezó a utilizar este material en 1978). Exceptuando una época en la que era marrón y en 1968 el envase era de aluminio y cartón.

Composición

 El cacao soluble es una mezcla de polvo de cacao desgrasado obtenido de la pulverización de la torta de cacao y azúcar. El ingrediente más importante es el azúcar. Contiene proteínas, hidratos de carbono, grasas, de las cuales el tanto por ciento menor es para las saturadas, no contiene colesterol, gran aporte de calcio, fósforo hierro y magnesio. Todo el cacao utilizado para la elaboración de Cola Cao es natural ya que no ha sido sometido a ningún proceso que altere su sabor ni color de origen. Esto lo hace especialmente único en sabor, aroma y disolución. Esta marca es parte importante en la historia del chocolate en la España del siglo XX.

-1951/1975-

-1960-

Aunque el origen de  la empresa se remontan a 1880, chocolates Clavileño, nació en la década de los 60 del pasado siglo. Situada en la villa chocolatera de Villajoyosa, los chocolates Clavileños se elaboran en la fábrica Hermanos Lopez LLoret, además de contar con un pequeño y modesto museo donde conocer brevemente la historia y elaboración del chocolate.

Clavileño era el nombre del caballo de madera que aparece en la segunda parte de la novela de Miguel de Cervantes, el Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha.

-1966-

Anuncio aparecido en la revista Blanco y Negro.

-1976/1999-

-1991-

La familia Rivero en la localidad sevillana de Estepa, adquiere  la antigua maquinaria de una chocolatería propiedad del mismo fundador de la marca sevillana  «Virgen de los Reyes». Mas tarde abren su propia fabrica y museo dedicado al chocolate. Pero el nombre de la empresa » La Despensa de Palacio» podemos remontarnos al 1743. Parece que los antepasados de Antonio Rivero ya se dedicaban a la panadería.
Previamente el descendiente de los antiguos Marqueses de Estepa, el confitero Antonio Rivero, alma de esta empresa, se formó . En primer lugar junto al chef francés Paul Bocuse . En segundo lugar con la familia Bernachon en las delicadas artes del chocolate.

Museo

El museo de estilo modernista del siglo XIX se encuentra en un edificio con mas de 1300 m2. Sus impresionante fachada de 40 metros de largo y 12 de alto son toda una dedicación al chocolate. En sus espaciosas dependencias podemos encontrar útiles para la elaboración del chocolate que datan desde el Siglo XVII hasta nuestros días. Igualmente el primer libro que se publicó en lenguaje «IDO» (de chocolate Tobler un libro catalogo de 1914).

 

 

 

Además podemos encontrar los primeros cromos dedicados al chocolate, de la casa francesa Poulain. Igualmente otros cientos de otras empresas con el mismo fin. Por ejemplo  litografías únicas de la también casa francesa «Au Bon Marche» ,y cientos de objetos cuidados. Desde aquí o invito a conocer la historia del chocolate en la España del siglo XX, en este maravilloso lugar.

 -1994-

Situado en la  “Casa de Don Paulino” llamada así por Paulino Alonso, comprador de la mansión al chocolatero astorgano Magin Rubio. Parece que construida esta entre los años 1911-1912 dentro del denominado “estilo Alfonso XIII madrileño” por el arquitecto Eduardo Sanchez Eznarriega . En él se abrieron las puertas del Museo del Chocolate de Astorga, el primero de España y segundo más grande de Europa.

El Ayuntamiento de Astorga en los años 90 adquiera la vivienda.  Más tarde destinando esta, a escuela taller tras la rehabilitación por parte del arquitecto municipal Fernando Valenzuela. Posteriormente gracias al proyecto arquitectónico de Juan Múgica y de Domingo Aira en lo museístico, pasaría a ser el actual Museo del Chocolate. Historia viva del chocolate. Albergando la colección personal del comerciante de telas, Jose Luis Lopez. Ya que este, había reunido a lo largo de su vida una gran cantidad de objetos de la tradición chocolatera astorgana.

Museo

Entre sus nueve espacios, alberga un gran número artículos (11000) entre documentos, litografías, maquinaria y cromos de la época. Comprados a lo largo de la vida del apasionado chocolatero Jose Luis Lopez. Ni que decir que este museo es una representacion de la historia del chocolate en la España del siglo XX.

En primer lugar Astorga históricamente fue una importante diócesis católica con una gran comunidad eclesiástica. En segundo lugar, con una tradición chocolatera ancestral dado que los religiosos, era los encargados de la elaboración del chocolate en aquellos años. El catastro del Marques de la Ensenada (1753), cita ocho fabricantes de chocolates dando claras evidencias  de la importancia que tenía el chocolate con Astorga. Más tarde a principios del siglo XX , el número de fábricas en la ciudad se contaba en casi la cincuentena.

El 14 de febrero del 2015 el Museo adquirió un palacete con una fábrica de chocolate adyacente como nueva .

-1998-

Se inaugura el museo del Chocolate Valor en Villajoyosa (Alicante). Espacio donde se da a conocer el proceso de elaboración del chocolate a través de  la historia centenaria de la familia Valor.

En este lugar se cuenta la historia del cacao y de la familia Valor, en el decimonónico edificio que en su día fue la pequeña fábrica familiar. Igualmente podemos encontrar objetos relacionados con la fabricación y consumo de chocolate . También muestran  mancerinas, moldes de madera, piedras de moler, molinillos o chocolateras antiguas. No obstante no hay que perderse el área de la publicidad a través de sus envases, anuncios o cromos entre otros . En cambio un pequeño invernadero en el jardín donde contemplar el árbol de cacao nos ayudará a relajar la vista.